Inicio / Blog / El móvil del delito, año 13

El móvil del delito, año 13

Publicado el 07/02/2013, por Javier Villacañas

Hemos arrancado un año definitivamente decisivo para la tecnología móvil. Antes, habíamos visto con ojos golosos aparatos pesados que nos permitían hablar desde "cualquier sitio". Y los aparatos se hicieron pequeños y luego ampliaron el "cualquier sitio" a casi una plena realidad planetaria.

Y se pusieron, los creadores, a inventar aparatos para la movilidad; y fracasaron las agendas electrónicas, y fueron reduciendo su fuerza los reproductores musicales portátiles; y el móvil se lo comió todo y se hizo inteligente.

Así estamos. Tiempo buscaré para repasar cómo viene el Sector de la Telefonía. Ahora quiero mirar a la tableta porque éste, definitivamente, será su año. Que tendrá en común con el móvil su Historia de voracidad.

A la tableta le toca pegar un gran bocado al ordenador de casa. De nuevo.

Pero el verdadero motivo del delito, del año 13, es doble. De un lado, la convergencia: los bocados del Smatphone a reproductores musicales, agendas o relojes van a juntar sus dientes con los morros de la tableta; mientras ésta está zampándose también a portátiles y se está haciendo más pequeña.

Ambas, Smatphone y Tablet se miran y sonríen: son papás; ha llegado el móvil-tablet.

... pero no se me ha olvidado el OTRO motivo del delito. ¿Es normal que le demos distinta importancia a la navegación móvil que a la realizada con ordenadores o portátiles?. Esto está pasando. Sobre ello profundizaremos.

Es tan difícil contar por qué no sabemos encontrar las diferencias en peligros (móvilesfijos), como complicado, entender yo, por qué se puede (y debe) obligar (y multar) a un actor principal por no dejar elegir el navegador de su ordenador y no hacer lo propio cuando crean una tableta. Sí, este punto también es un motivo de reflexión y crítica sobre el que volver(é).

El detective del 13 se llama míster Seguridad; y, entre que descubre e investiga, aconseja: "pienso luego clico" ;) #inteco

Etiquetas: